Top 3 salsas picantes para quesadillas

Las quesadillas son sin duda alguna una de las recetas con mayor reconocimiento de la cocina mexicana y son además un plato bien sencillo de elaborar y rico.

Por fortuna, no sólo existe una receta de quesadillas y encontramos múltiples variantes incluso más allá de México, su país de origen.

Muchos países a la vanguardia mundial de la gastronomía elaboran desde hace décadas todo tipo de quesadillas diferentes con excelentes resultados.

Sin embargo, ¿Se ha conseguido superar la receta tradicional de los mexicanos?

Los ingredientes esenciales son las tortillas (de maíz o de trigo) y el queso, acompañado usualmente de algún otro ingrediente que le confiera más contundencia al plato como puede ser pollo, jamón, carne de res o huitlacoche.

Para rematar el plato, suele acompañarse de algún aderezo extra, guacamole y pico de gallo principalmente.

Pero, ¿Qué salsas combinan mejor con quesadillas si queremos añadirle un toque extra picante?

¡He aquí nuestra explosiva recomendación!

1. Salsa de Habanero  

Tenemos certeza de que esta salsa mexicana ya la conocías. Los chiles habaneros son uno de las guindillas que registran mayores cotas en la escala de pungencia de Scoville.

Concretamente, entre los 100.000 y 300.000 SHU, (Scoville heat units)

“Suficientemente alto como para reventar cualquier Scouter de antigua generación” el chaman

Estos chiles se pueden cultivar en todo el mundo pero ninguno son tan afamados como la denominación de origen de la península del Yucatán.

Esta salsa es ideal para acompañar cualquier tipo de gringas y puede cocinarse previamente con ella si queremos eliminar un porcentaje importante de picor.

Ingredientes

Receta Salsa de Habanero:

  • 2 chiles habaneros (a quién no está muy acostumbrado al picante, la mitad de uno o menos)
  • 4 Jitomates o Tomates Rojos
  • 1 diente de ajo
  • Unas pocas tiritas de cebolla
  • Sal al gusto

Método de preparación

Se pone a asar los Jitomates en una sartén con mucha paciencia a fuego muy bajito, una vez asados pasemos a utilizar el molcajete (mortero de piedra volcánica) donde machacaremos, primero el diente de ajo, después las tiras de cebolla, los chiles habaneros sin el rabito y la puntita (si se desea que la salsa esté más picosa todavía y tome otro sabor se asan los chiles, a esto se le llama Torear los Chiles) se machacan hasta deshacer lo más que se pueda el pellejito, y por último se machacan los jitomates.

En lugar del molcajete se puede poner todo en la licuadora.

¡¡Y listo, ya tienes tu Salsa Habanero!!

 

2. Salsa de Ají de Charapita

El ají es otro de los muchos nombres que recibe la familia de las guindillas.

Esta salsa de origen peruano es una variante de la conocida salsa de ají peruana, la rocoto, pero utilizando un tipo de ají más exótico.

El ají de charapita es un ají que se cultiva en la selva amazónica peruana y los indígenas de la selva la mezclan con la pulpa y el zumo de la cocona para elaborar una salsa rica en capsaicina y simplemente inigualable.

Esta salsa estimula los sentidos y otorga un sabor intenso a todos tus platos. Para una combinación exitosa, se recomienda emplear quesos con niveles de grasa elevados si queremos acompañar las quesadillas con esta rica salsita.

Ingredientes

Receta Salsa de Ají de Charapita:

  • 6 vainas de Ají de Charapita (en nuestro caso) sin semilla, molido y frito
  • 2 cucharadas de aceite
  • 225 gramos de maní tostado y molido
  • 2 tazas de leche evaporada o caldo de carne reducido
  • 1 taza de quesillo desmenuzado
  • Sal y pimienta

Método de preparación

Poner el aceite a calentar, agregar el ají amarillo y remover, agregar el maní y la leche o el caldo solo la necesaria para hacer una salsita, salpimentar.

Hervir hasta que espese, moviendo para que no se pegue. Retirar del fuego y agregar el quesillo, mezclar hasta que quede una pasta suave, rectificar la sazón.

 

3. Salsa Catara

Los salsa catara o como se conoce en Venezuela, salsa picante de bachaco culón es una salsa que se prepara en el estado venezolano de Amazonas.

Esta salsa no tan conocida internacionalmente en el plano gastronómico, es sin embargo muy apreciada por sus cualidades afrodisíacas.

Los ingredientes principales de esta salsa selvática son zumo de Yuca, puerro y apio molidos, y las hormigas venenosas conocidas como los bachacos culones.

Curiosamente, no lleva ningún chile y es que, el veneno de los bachacos culones o mayeros es quien les da el sabor picante picante. ♨️

Los bachacos culones (Atta laevigata) son una especie de hormigas cortadoras de toda la región mesoamericana.

Esta antigua tradición culinaria es de origen precolombino y la exportación de estas deliciosas hormigas picantes es muy popular en Japón.

Es importante mencionar que solamente son comestibles las Reinas Vírgenes.

¡Esta última es muy recomendable para todo tipo de quesadillas!

Método de preparación

La catara es una especie de salsa picante, común entre los indígenas de la Selva Amazónica, preparada a base de las colas de un tipo de hormigas de gran tamaño abundantes en la región, llamadas “bachacos” las cuales son cocinados en zumo de yuca y especias. La catara es el zumo de la yuca amarga, la cual es exprimida en sebucanes hechos a base de hoja de palma, también se le llama yare.

Una vez obtenido el jugo, se mezcla con el resto de los ingredientes: Cebollín, Ajoporro, Apio, Sal y Bachaco Culón.

Es un producto exclusivo y fabricado artesanalmente en la Selva Amazónica.

Simón Bolívar acostumbraba almorzar con este picante a base de cabezas de bachaco.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*