Salsa agria rusa y la simpática Tina Kalendaki

Tras la celebración del Mundial de Fútbol este año en la capital rusa, ha crecido el interés a nivel mundial sobre la gran Federación.

Incluso La Liga a través de su campaña “Tiempo de latir” ha organizado por primera vez una potente campaña con influencers de todo el mundo, en la que, haciendo un guiño al país, ha elegido como una de las principales prescriptoras a la top influencer rusa Tina Kalendaki.

Con gran espíritu futbolero y más de 3 millones de seguidores en sus redes sociales, la periodista ha sido la encargada de inaugurar la jornada Villareal-Real Sociedad, partido que se llevó finalmente el conjunto de la Real Sociedad por un resultado de 1-2.

Buceando en las redes de la influencer, sorprende que Tina, gracias a una arrolladora personalidad ha conseguido hacerse hueco en un sector en Rusia tan históricamente masculino como es el fútbol.

Pero a raíz de este hito de importancia mundial, nos preguntamos:

¿Conocemos realmente la gastronomía rusa? ¿Existe alguna salsa típica de esta región norteña que ocupa un 20 % del planeta?

Hoy vamos a desvelar uno de sus secretos mejor velados, la crema agria rusa denominada salsa Smetana.

La crema agria es una salsa láctea hecha con leche fermentada y mezclada con ácidos orgánicos como el derivado del jugo de limón o del vinagre.

Existen infinidad de recetas de esta crema fresquita por todo el mundo siendo la acidez,la textura de la salsa y el porcentaje de grasa los elementos más variables culturalmente.

En el continente americano, es conocida esencialmente bajo la denominación en español y en inglés de Crema Agria y Sour Cream respectivamente. Su uso en el nuevo mundo está muy extendido y se emplea fundamentalmente para guarnición de patatas y para rebajar la pungencia de algunos platos.

Es ideal para calmar el picor de ese taco endiablado ???? y para mezclar con unas buenas alitas de pollo Hot Buffalo St Louis Style, sobretodo si el picante no es lo tuyo o compartes plato con un fanático totalitario del picante.

Es frecuente su uso para dippear palitos de hortalizas crudas, poco cocinadas o rebozadas como puede ser la zanahoria o el pepino, pero también puede añadírsele cebollino o rábano picado o simplemente encima de unos auténticos nachos decorados con algunas rodajas de jalapeño por encima.

Es una salsa sencilla de elaborar y puede servir a su vez como sustrato para otras salsas lácteas como la salsa César o la salsa Ranchera.

En su vertiente europea, encontramos que la crema agria goza de gran popularidad por toda Europa central y oriental; desde Polonia hasta Rusia. Esta salsa autóctona recibe el nombre de salsa Smetana (Сметана) como adelantamos al inicio de la noticia.

En la variante rusa, esta salsa es más espesa que su contraparte americana llevando un porcentaje más alto de grasa, confiriéndole a la salsa un aspecto más heterogéneo y tornándose más beneficioso para inviernos largos y duros.

En la gastronomía Rusa, tiene un uso muy versátil empleándose tanto en carnes y pescados, como ensaladillas de hortalizas. Suele acompañar al plato ruso por excelencia, la sopa, ya sea fría o caliente, así como a la típica Borscht ucraniana, untándose en las tortitas rusas blini y para ensaladillas de hortalizas.

Es muy importante, si se quiere conseguir un sabor original y se va a comprar directamente en un supermercado,mirar que tenga grasa láctea real y no espesantes artificiales puesto que el sabor y la homogeneidad hacen una diferencia de entre el cielo y la tierra.

Para aquellos que se animen a hacer la receta, a continuación detallamos los ingredientes de la crema agria Smetana y su fácil modo de preparación.

Ingredientes

Receta de la Salsa agria rusa. La salsa Smetana

  • 1 brick de nata para montar de 200 ml
  • 1 yogur natural de 125 ml (Puede realizarse con cremoso yogur griego)
  • El zumo de un cuarto de limón
  • Pimienta negra

Método de preparación

  1. Añadimos en un tarro de cristal y el jugo de limón, la nata y el yogur removemos bien hasta que se mezclen todos los ingredientes.
  2. Cerramos el bote y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 12 horas para que se produzca la fermentación y acidificación.
  3. Posteriormente añadir un poco de pimienta y conservar en la nevera otras 12 horas. Sírvase muy frío.

Sin duda al Chamán le encanta esta salsa con las tradicionales empanadillas rusas llamadas Pelmeni.

Tal fue el caso durante el partido de fútbol de La Liga de la semana anterior, y al ver a la señorita Kandelaki por televisión nos inspiró a descubrir al mundo esta magnífica salsa.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*