Salsa Tonkatsu: Una rica aportación nipona

En nuestro querido Japón, este pasado 10 de Octubre 2018 se celebró el día nacional del Tonkatsu y las callejuelas de las populosas ciudades niponas se llenan de familias buscando los mejores descuentos para preparar este delicioso plato.

El tonkatsu (豚カツ) es un sabroso y popular plato de cocina japonesa que consta de una chuleta o filete de cerdo grueso y empanado.

Es originario de Japón donde se consume “como churros” desde su primera aparición en el año 32 de la era Meiji aunque es muy apreciado también por coreanos y taiwaneses.

La receta, tal y como la podemos comer hoy en día en Japón ha ido evolucionando durante la primera mitad del siglo XX hasta consolidarse y viralizarse.

El origen de la receta es algo incierto aunque parece que el plato es una adaptación y evolución posterior de una receta de origen occidental.

En los supermercados del archipiélago, se puede encontrar bandejas de solomillo o lomo de cerdo ya cortadas para simplemente empanar, freír y reír. El grosor del corte canónico se sitúa entre el centímetro y centímetro y medio.

Existen multitud de restaurantes especializados en Tonkatsu denominados Tonkatsuya

abreviación de la fórmula ¡Quiero Tokantsu ya!

¿Qué hay de la la salsa?

La salsa Tonkatsu. Es una salsa de tonos y aroma similar a la salsa barbacoa occidental.

Su uso trasciende el apetitoso plato al que da nombre. Como muchas salsas japonesas “modernas” uno de los ingredientes es la salsas Worcestershire, y es que la palabra salsa en Japonés designa a esta salsa.

Aquí dejamos una receta de la salsa Tonkatsu que desde el Chamán hemos cocinado y es de nuestro agrado. El mérito de la receta se lo atribuimos al usuario シュフ*まるこ のキッチン dentro del Portal Cookpad.

Ingredientes

Ingredientes Salsa Tonkatsu

  • 150 ml de vino tinto
  • Rebanada de cebolla blanca (3cm)
  • Ketchup 120 ml
  • Salsa Worcester 100 ml
  • 2 cucharadas de miel
  • Azúcar (dos cucharaditas)
  • 5 gramos de mantequilla sin sal
  • 50 ml de leche


Método de preparación

  1. Pon las rodajas de cebolla con el vino tinto (español en nuestro caso) y la ponemos a hervir. Cuando el vino se reduzca a la mitad, añade el ketchup y salsa Worcester.
  2. Hervir con fuego alto para eliminar la acidez
  3. Agregue miel, el azúcar y añada la leche. Detener el fuego y poner la mantequilla
  4. Filtra con un colador y quita las cebollas blancas. Enfriar en la nevera

Si no está por la labor de cocinar recomendamos la salsa de la marca Kikkoman

¡¡ Que aproveche !!

One Comment

  1. Me encanta esta nueva receta!! Sin duda aprovecharé el puente para hacerla en casa y compartir con mis amigos. Sabes cuántos días podría durar si la guardo en el refri?
    Gracias!!

     

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*