Salsa brava: ¡la preferida de las patatas!

Aunque el origen de la salsa brava no está muy claro, se cree que la receta es relativamente moderna, porque no aparece recetarios tradicionales. Sin embargo, empezó a verse en bares, en los tiempos de la posguerra, como acompañante de las patatas.

En la década de los 60, existían dos bares (ya inexistentes) muy famosos en Madrid en los que la gente hacía laaargas filas para probar las patatas bravas: Casa Pellico y La Casona. Ciertamente no sé sabe cuál fue el autor original de este plato, pero pronto se volvió muy famoso y también aclamado por los comensales.

Tal fue el impacto de este plato a lo largo de la historia española que en 2008 la Organización de las Naciones Unidas incluyó en un libro recopilatorio de 200 recetas de patatas, a las patatas bravas como una receta típicamente española.

Así que, si quieres hacer con tus propias manos esta riquísima salsa y sumergirte en el sabor de la gastronomía española, ¡no se diga más! Vamos a preparar la salsa brava y a comerlas con una jugosas y crujientes patatas, ¡como tiene que ser!

Ingredientes para la salsa brava:

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 1 cucharada de pimentón picante
  • 1 cucharada sopera de harina
  • Aproximadamente un vaso de caldo casero (elaborado con pollo, codillo (hueso) de jamón ibérico y verduras)

Preparación:

Calienta el aceite de oliva virgen extra en una sartén (sin que alcance una temperatura excesiva), aparta del fuego y añade el pimentón dulce y el pimentón picante, mezclándolos bien.

Agrega la harina poco a poco, removiendo en todo momento, hasta que se quede una pasta uniforme. Sigue removiendo y añade el caldo poco a poco, hasta que la salsa tome la consistencia que te guste.

Deja enfriar y ¡chan chan! Salsa bravita lista para ser degustada… y qué mejor forma de comerla que con unas ricas patatas, para hacerle honor a ese plato típico español. Preparemos ahora las patatas.

Ingredientes para las patatas:

  • 3 patatas de freír grandes
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Pela las patatas y córtalas en cubos o en trozos medianos irregulares, como más te guste.

Calienta una cantidad abundante de aceite y, cuando esté bien caliente, fríe las patatas a fuego mínimo.

Cuando las patatas estén tiernas, sácalas de la sartén, sube el fuego y, cuando esté más caliente, vuelve a meter las patatas por unos pocos minutos para que queden doradas y crujientes por fuera.

Sirvelas en un plato, añade la salsa brava ¡y olé!… ¡A disfrutar de este magnífico plato!

5 Comentarios

  1. Pingback: Alioli: el ajo como ingrediente estrella - Salsas Chaman - Blog de Salsas del Mundo

  2. Pingback: Salsa Alioli: el ajo como ingrediente estrella | SalsasChamán

  3. Esta genial el aporte. Un cordial saludo.

     
  4. I’m gone to say to my little brother, that he should also pay a visit this
    weblog on regular basis to obtain updated from most recent news.

     
  5. What a data of un-ambiguity and preserveness
    of precious familiarity on the topic of unexpected emotions.

     

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*