Guasacaca: la “reina” de las salsas

El aguacate es un alimento que, además de ser delicioso, sirve para preparar infinidad de dips y salsas para acompañar diferentes platos. Precisamente queremos contarte de una salsa de origen venezolano que se usa como acompañante para carnes, pollos, empanadas y arepas: la Guasacaca, mejor conocida como la “reina de las salsas”.

Esta salsa puede prepararse de distintas maneras, obteniendo una consistencia diferente en cada una de sus versiones, pero su esencia siempre se mantiene intacta: los ingredientes no varían en su elaboración. Aguacate, ajo, cebolla, cilantro, perejil, pimientos, aceite, vinagre, sal y pimienta son los elementos que al mezclarse dan vida a esta divina salsa, ¡que hará que te chupes los dedos!

Como su ingrediente principal es el aguacate, es una salsa que tiende a oxidarse más rápido que otras. Sin embargo, siempre que se mantenga refrigerada su duración es mayor, y podrás tenerla a mano para acompañar o aderezar cualquier plato. Pero el plato por excelencia para comer con guasacaca, al menos en Venezuela, es la barbacoa.

A veces, la guasacaca puede ser confundida con el guacamole. Como te hemos dicho, esta salsa puede prepararse de diversas formas, y en su forma más densa tiene un parecido visual con el guacamole. Sin embargo, el guacamole suele llevar chiles y jalapeños; la guasacaca no. Allí radica la diferencia entre la famosísima y rica salsa mexicana con la venezolana. Además, ambos usan en contextos culinarios muy diferentes y aportan un sabor único.

Un plato fácil de preparar para acompañar con guasacaca son las famosísimas empanadas venezolanas. Esta vez te proponemos rellenarla con carne mechada, pero puedes escoger tu relleno salado favorito.

Ingredientes

Para la masa

  • 250 gr de harina de maíz
  • 1 gr de sal
  • 1 gr de azúcar
  • Agua

Para el relleno

  • 1 kg de carne mechada
  • 2 cebollas
  • Pimentón dulce
  • Sal
  • Pimienta
  • Cilantro

Método de preparación

Corta la cebolla en cuadros pequeños y póchala hasta dorarla. Agrega el pollo previamente cocido en agua y ya desmechado para que coja el sabor de la cebolla, y añade la pimienta, el cilantro, la sal y el pimentón dulce al gusto. Déjalo cocinar hasta que todo se haya integrado.

Mientras tanto, prepara la masa. Coloca en un bol la harina de maíz precocida e ve integrando la sal y el azúcar. Una vez mezcladas, ve añadiendo el agua poco a poco y amasa hasta conseguir una masa manejable. Lo recomendable es ir a parte iguales de harina y agua.

Deja reposar la masa al menos 10 minutos. La masa debe estar suave pero consistente. En este punto, añade más harina o agua dependiendo de la textura y vuelve a amasar.

Después, estira la masa y córtala en círculos, coloca en el centro un poco del relleno de pollo que ya has preparado, y cierra el círculo en forma de media luna, sellando bien los bordes (puedes hacerlo con un tenedor o con los dedos).

Fríe la empanada en una cazuela con aceite bien caliente (el aceite debe cubrir al menos la mitad de la empanada). Voltéala para que se dore por ambos lados… ¡y ya está lista tu empanada!

Como ves, solo necesitarás unos pocos ingredientes, escoger tu relleno favorito (que puede ser queso, carne, pollo, pescado, judías negras…) y bañar con guasacaca el interior de la empanada antes de cada mordisco para que puedas deleitarte con una increíble explosión de sabor.  

Aquí te dejamos nuestra recomendación si prefieres comprarlo directamente.
¡Buen apetito! 😉 ⬇️

One Comment

  1. Leonardo Guaycurus

    Prepare la receta de empanadas a unos amigos y quedarán super buenas! Fue un éxito! Muchísimas gracias!!

     

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*