Salsas Estadounidenses

Estados Unidos es un país de salsas

Estados Unidos es sinónimo de gorras y cowboys, perritos calientes y gasolina, dedos de goma espuma gigantes y franquicias de comida rápida por doquier.

La gastronomía de esta nación es muy variada entre otras cosas debido a la buena extensión que domina y por la mezcla de influencias de las diferentes culturas fundacionales.

Hoy en día, también presenta una creciente influencia de las gastronomías mexicanas y latinas en las regiones fronterizas como Florida y California, así como la ya consolidada cocina sureña criolla de Texas, Arizona y Nuevo México con influencias hispanas, o bien el estilo sureño de Louisiana con inspiraciones francesas.

Por otro lado, New York, Chicago y Los Ángeles son ciudades con identidad culinaria propia, las cuales acogen algunos de los mejores restaurantes del mundo y cuyas gentes acostumbran a disfrutar de su amplia oferta internacional.

EE.UU es el paraíso de la comida rápida y para quienes amamos las salsas es sin duda el lugar idóneo para cumplir el sueño americano.  

Cadenas de hamburguesas, pizzas, y sandwiches surgen prácticamente a diario pero los “americanos” también alcanzan la perfección en la cocina denominada como “bar food”.

Quesadillas, alitas de pollos, aros de cebolla, cordero asado son unos pocos de los alimentos que mejor combinan con las salsas.

La sociedad estadounidense cuenta con un rico espectro de mojos para mojar toda esta deliciosa comida.

La salsa tabasco es quizás una de las salsas genuinas con más renombre en el mundo. Desde Salsas Chamán la recomendamos para aderezar unas buenas ostras.

Nuestras salsas favoritas son la salsa hot buffalo, el todopoderoso Ketchup, la Salsa Barbacoa Dulce, la Salsa Ranchera, la Salsa César y la insuperable Salsa de Miel Mostaza.

¿Con qué Dip te quedas?

Salsa Relish

Salsa hecha a base de pepinillos.

Ideal para perritos calientes. Increíblemente fresca y deliciosa.

Uno de los clásicos de la gastronomía británica y estadounidense

Hot Buffalo Wing

De color rojo, la clásica para alitas de pollo en el continente americano.

Pica mucho pero ojo que es adictiva.

Salsa Ranch

Derivado de la crema agria.

Ideal para acompañar piezas de pollo, cebollino o simplemente para rebajar el picor de unas hot buffalo wings.

Salsa Barbacoa

El príncipe de las salsas.

De origen americano, espesa y con sabores ahumados. Ideal para las parrillas.

Más información aquí

Salsa Cesar

Con toques de queso y rancheros.

El aliño perfecto para la ensaladas así como sandwiches o entrantes del lejano oeste.

Ketchup

Sabrosa y sugerente.

Acompaña estupendamente unas patatas, pescadito frito o unas ricas gambas.

Salsa Cajún

Salsa exponenete de la cocina del estado sureño de Lousiana.

Esta salsa es el producto de una fusión de varias culturas: criolla, francesa y americana.

Una auténtica salsa cajún es picante, aromática y con especias sencillas.

Mezcla muy bien con costillas, pollo y cordero.

Mostaza y Miel

¿Se puede tener mejor mezcla?

Para pollo, ternera, cerdo, patatas fritas, ensaladas y hasta en el desayuno.

Steak Sauce

Elegante y robusta.

Esta salsa puede usarse para marinar la carne o sencillamente acompañarla.